ArgentinaExtrema
ArgentinaExtrema
ArgentinaExtrema
ArgentinaExtrema

El cuerpo y la mente - entrenamiento inteligente

Un repaso sobre dos de las facetas más importantes de la preparación para salir a la montaña

Ha llegado el momento tan esperado. Se acercan mis vacaciones, un fin de semana largo o simplemente la época que he elegido. El viaje ya se siente. Empezamos a revisar la lista de elementos que necesitamos para la salida. Separamos lo que tenemos, tratamos de conseguir lo que falta, salimos a comprar cosas de último momento. Y sin embargo pocas veces nos preguntamos por aquellas cosas que son imprescindibles, pero que no podemos comprar.

La condición física y la condición psíquica son dos factores importantes para poder disfrutar y alcanzar los objetivos de toda salida de trekking y montañismo. 

La Condición física es la capacidad de rendimiento físico del montañista, y depende de varios factores:

• La constitución corporal: Son los rasgos específicos de cada cuerpo tales como el estado de salud general, la agilidad, estructura ósea.

• La condición: Determinada por su resistencia, fuerza y flexibilidad. Distinguimos entre Condición General (la base para desarrollar cualquier actividad deportiva) y la Condición Especial (el desarrollo de cada capacidad según su importancia para cada disciplina).

• La capacidad coordinativa: Es el trabajo conjunto del cerebro, los nervios y los músculos durante el movimiento.

El entrenamiento planificado permite preparar al cuerpo para la actividad que se vaya a realizar, hacerte todo lo indestructible que sea posible.

En tanto, la Condición Psíquica se refiere a la preparación mental para la actividad. El montañismo representa un reto físico, pero más aún un reto psicológico. Prepararse para existir y prosperar en las condiciones del ambiente natural le sirve al montañista tanto como el entrenamiento físico. Todo el entrenamiento corporal depende de lo que pase en tu cabeza.

• Conciencia: una mente consciente lo absorbe todo, tiene en cuenta todos los aspectos de la tarea. A través de esta percepción se puede actuar correctamente ante las circunstancias cambiantes de la montaña.

• Autoconfianza: se logra a partir del dominio de la técnica y el conocimiento de las propias capacidades. Ayuda a superar el miedo.

• Autocrítica: Permite evaluar la situación basándose en la experiencia y conocimientos propios.

Como vemos, ambas se obtienen, se logran, se desarrollan. Para esto hay que entrenarse con perseverancia, de forma planificada, inteligente y sistemática. Así podremos superar los distintos obstáculos y desafíos que se nos planteen en el medio natural en el que se desarrolle nuestra actividad.

 

Por: David Werner.

Guia y Entrenador AEX

AEX TEAM

Autor: David Werner

Aventuras Recomendadas

No hay paquetes disponibles para esta busqueda: Por favor, intente nuevamente.